11 dic. 2010

Carta de una enamorada

Espero que tengas unos minutos para leer esta carta, porque es el reflejo de los suspiros de mi alma, que hablan por si solos...
Quiero que sepas que por mi parte estoy buscando la manera de superar esto pero por más que quiero no puedo, quisiera volver a ser una niña y no depender de si me quieren o no, quizás mi destino seamos tú y yo, pero no se cumplirá porque para ti yo solo soy una más.
Dicen que esto es sólo un capítulo más en mi vida pero si no te tengo me falta el aire, tu me entiendes, ¿verdad?.
Todo me sabe amargo, siento que me falta algo, quiero escapar ya, el recordar me hace daño, sentir que te extraño, un vacio en mi vida, ¿sientes tu lo mismo?.
No te olvido, me siento perdida y las estrellas no brillan en mis noches ya, recordarte que tú eras la estrellita que iluminaba mi oscuridad, no seas una estrella fugaz.
Asi es como yo vivo y aire no respiro si no es contigo, pues... ¿quién me acompaña en la soledad?.
Otro día más mi cuerpo se levanta y mi alma se queda postrada en aquel lugar donde mi almohada te extraña y mi cuarto grita que te ama, sentimientos muertos regados por el piso de toda mi habitación, una sala llena de recuerdos y una puerta que tiene la sensación de que algún día llegarás, que piensa que tu volverás.
Pienso que es mi hogar el que no me deja aceptar que mis ojos no te verán.
Dicen que una imagen vale más que mil palabras pero no puedo arrancarme el corazon para que veas sus pedazos, por eso te escribo lo que él me dice.
Y hoy tomé la desición de mirar por las calles de mi corazón pensando en mejorar y me di cuenta de que todo sigue igual, que es lo mismo estar en casa que salir a tratar de despejar.
Un recuerdo que me atormenta el dolor me persigue y quiero escapar a un lugar donde el amor solo exista y, el dolor no tome posesión de mi corazón.
Espero que entres en razón y sepas que como yo nadie te va amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario