23 ago. 2010

Buscando la sencillez...

A mi edad he aprendido lo bonitos que son los pequeños detalles.
La simple risa de un niño, el día de la madre, un beso de
buenas noches, la inocencia de un niño de seis años...
Esas cosas son las que llenan mi corazón de alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario